(502) 2312 2100
eduvida@giz.de

En octubre de 2017, a través de los técnicos del Programa EDUVIDA II de la Cooperación Alemana (GIZ), nos llegó la invitación para conformar una red educativa en el municipio de Cunén. Al mismo tiempo, se nos hizo saber que la sede iba ser el INEB, dada la nueva infraestructura recibida por parte del MINEDUC con apoyo del Banco KfW.

Los talleres de construcción del Proyecto Educativo Comunitario (PEC) dieron inicio en noviembre de 2017, con la participación de los siguientes actores: CTAs, Directores, Docentes, Organización de Padres de Familia, Gobiernos Escolares de los niveles preprimario, primario, medio (básico y diversificado); y, en enero del presente año, se dio seguimiento al PEC, para su validación con la participación del personal de todos los centros educativos que conforman la Red Educativa de Cunén. Dicha actividad fue acompañada por el personal de EDUVIDA/ GIZ.

El propósito del PEC, es formar personas con principios y valores, capaces de producir y de resolver las situaciones de la vida cotidiana. El PEC se compone de 4 frentes estratégicos:

• Fortalecimiento docente

• Gestión institucional

• Contenidos de aprendizaje del contexto

• Participación activa del estudiante

El 16 de febrero se llevó a cabo el taller sobre los siguientes temas: Importancia de la identidad y Análisis sobre aplicación de las mallas curriculares como parte de las acciones del frente estratégico “Fortalecimiento docente”

“La red depende de estudiantes y docentes para que salga adelante. Tiene ejes importantes, al alumno hay que darle la parte humanística, práctica, que se interrelacione”.

“La red sirve para conocer necesidades y tener estrategias cómo resolverlas. Los objetivos están plasmados en el PEC. Los directores son como directivos de esa red”,

“La red es algo tan importante primero porque armoniza. Si otro director viene y dice que tienen un huerto, en otro lugar dice que producen huevos, hay que interactuar. Eso beneficia al estudiante, su formación teórica con actividades prácticas. Esto se llama método de proyectos. “Aquí se necesita una red. Es una carga de uno ir a otro lugar a capacitarse. Muy difícil para uno. Pero ya que vengan a capacitar en el mismo lugar de una, es una facilidad. No tenemos que ir demasiado lejos, trasladarnos. Esa ventaja la da la red, la promociona en el lugar”.

“Red es para actualización docente, para relacionarse entre docentes. Pero por tiempo, no siempre se puede ir a reuniones”. “La red en Quiché podría funcionar si le quitamos un poquito de institucional… Para alcanzar el propósito que tienen, déjennos trabajar solos, no hay que hacerlo muy institucional. Allí es donde ustedes se van a dar cuenta quiénes se van a quedar y quiénes van a decir ‘no le entramos’. Podemos reclutar a otras escuelas.”

“Cuando el termómetro está en cero, es cuando más pensamos en el sol” (Los miserables, Víctor Hugo). Posiblemente esta es una buena forma de describir la sensación de muchos docentes y profesionales, al saber sobre los indicadores educativos del país. Pero más allá de un sentimiento de frustración y pesimismo, se deben buscar las alternativas y orientar los esfuerzos para cambiar esta situación; es decir, “pensar en el sol”.

Las redes educativas son esa oportunidad de poder mejorar la gestión educativa a nivel local, buscando soluciones a partir de la realidad de cada comunidad. Con esta apuesta se pretende crear un tejido socioeducativo de colaboración y apoyo, entre los centros educativos de todos niveles, en un mismo territorio. Pero este desafío va mucho más allá de la firma de convenios de colaboración o de cumplir con la legislación educativa. El gran desafío es el cambio de paradigma, pasar del trabajo individual del docente y de las escuelas a un paradigma colaborativo entre los profesores, centros educativos, autoridades y padres de familia. Es decir, buscar algo que parece obvio, pero que aún está lejano, conectar personas.

Los primeros pasos ya han sido dados en el departamento de Quiché, en un contexto educativo desafiante, con bajos indicadores educativos, carencia de infraestructura y en muchos casos de docentes, pero esto en vez de ser una limitante, es una oportunidad para abordar juntos la realidad y transformarla pues este departamento presenta nuevas potencialidades. Es una oportunidad de conectarnos como guatemaltecos, con el objetivo de mejorar las condiciones educativas de la niñez y juventud.

Hace algunos años se inician acciones para fortalecer el nivel medio, ya que el sistema educativo guatemalteco estuvo más concentrado en el nivel primario. Una de las preocupaciones es el fortalecimiento de este nivel para alcanzar competencias humanísticas y profesionales (pedagógicas o didácticas) en los docentes que desarrollan su quehacer en las aulas de los ciclos básico y diversificado.

El siglo XXI no necesita “sabedores de todo”, más bien, de un facilitador que “coloque los andamiajes” en los procesos educativos, para que los futuros ciudadanos se desenvuelvan a nivel local, nacional y global. Para ello se necesitan competencias sociales, interculturales, emprendedoras, para la ciudadanía activa y la inclusión. Estas competencias se deben desarrollar tanto en la formación inicial como en servicio.

La formación continua, donde se perfeccionan algunas competencias y/o se adquieren otras, se compone de: formación inicial (profesorados y licenciaturas) y en servicio (cursos, diplomados, maestrías, etc.). Es por ello que en conjunto con el Centro Universitario de Oriente (CUNORI) de Chiquimula, actualmente se encuentra en proceso la especialización de posgrado en formación de formadores. CUNORI y EDUVIDA, comparten la visión en cuanto a la importancia del cambio personal y profesional de los docentes, por ello actualmente están desarrollando los primeros pasos para convertir la especialización en Maestría. Es preciso mencionar que colocar antes las competencias sociales que las profesionales es intencional; ambas instituciones creen que solo si cambia la persona cambiará el profesional. Además, tomando las palabras del renombrado profesor brasileño, Pablo Freire creen en lo que él postula:

“Enseñar no es transferir el conocimiento, sino crear las posibilidades para su propia producción o construcción”.

El programa Educación para la Vida y el Trabajo (EDUVIDA II), en cooperación con el Ministerio de Educación (MINEDUC) y la Escuela de Formación de profesores de Enseñanza Media (EFPEM) de la Universidad de San Carlos de Guatemala (USAC), fortalecen la educación en el nivel medio (ciclos básico y diversificado), a través de la Especialización del Posgrado en formación de formadores con énfasis en el nivel medio, en modalidad blended-learning (aprendizaje mixto), donde se capacitan catedráticos universitarios de diferentes puntos del país, quienes tienen a su cargo la formación de docentes para el nivel medio. Esta especialización ha sido diseñada para que los participantes aprendan-haciendo y apliquen lo aprendido según el contexto donde se desarrollan profesionalmente.

Actualmente está en desarrollo la cuarta cohorte de este posgrado. En él participan 30 profesionales de ocho departamentos del país, siendo el 50% mujeres y el otro 50%, hombres. La primera fase presencial se llevó acabo del 15 al 19 enero de 2018, en el Centro Universitario de Oriente (CUNORI) en el departamento de Chiquimula. En esta primera presencial se realizaron diversas actividades diseñadas para el aprendizaje colaborativo; es decir, que los participantes trabajan en grupo y comparten conocimientos, experiencias, ideas, creatividad, análisis crítico y reflexivo de los temas abordados, apropiándose de esta manera de nuevos conocimientos para aplicarlos en su contexto.

Con estas actividades se introdujeron los temas: (i) calidad y educación: la educación como derecho humano, (ii) desafíos para una educación con calidad y equidad, (iii) currículum, reformas e innovaciones educativas en América Latina y (iv) formación docente del nivel medio en América Latina y su relevancia para una educación con calidad. Estos temas se profundizan a través de un programa de estudios especifico alojado en el campus EDUVIDA. En esta plataforma se encuentran actividades formativas para fortalecer el aprendizaje, actividades que son mediadas por un facilitador y un tutor virtual, quienes brindan acompañamiento a lo largo del proceso formativo.

Así como esta, otras ofertas académicas han sido planificadas con el fin de brindar herramientas que faciliten a los docentes innovar la educación del nivel medio en las zonas rurales y urbanas de Guatemala, para brindar una educación de calidad, equidad e intercultural a los jóvenes.