(502) 2312 2100
eduvida@giz.de

Hace algunos años se inician acciones para fortalecer el nivel medio, ya que el sistema educativo guatemalteco estuvo más concentrado en el nivel primario. Una de las preocupaciones es el fortalecimiento de este nivel para alcanzar competencias humanísticas y profesionales (pedagógicas o didácticas) en los docentes que desarrollan su quehacer en las aulas de los ciclos básico y diversificado.

El siglo XXI no necesita “sabedores de todo”, más bien, de un facilitador que “coloque los andamiajes” en los procesos educativos, para que los futuros ciudadanos se desenvuelvan a nivel local, nacional y global. Para ello se necesitan competencias sociales, interculturales, emprendedoras, para la ciudadanía activa y la inclusión. Estas competencias se deben desarrollar tanto en la formación inicial como en servicio.

La formación continua, donde se perfeccionan algunas competencias y/o se adquieren otras, se compone de: formación inicial (profesorados y licenciaturas) y en servicio (cursos, diplomados, maestrías, etc.). Es por ello que en conjunto con el Centro Universitario de Oriente (CUNORI) de Chiquimula, actualmente se encuentra en proceso la especialización de posgrado en formación de formadores. CUNORI y EDUVIDA, comparten la visión en cuanto a la importancia del cambio personal y profesional de los docentes, por ello actualmente están desarrollando los primeros pasos para convertir la especialización en Maestría. Es preciso mencionar que colocar antes las competencias sociales que las profesionales es intencional; ambas instituciones creen que solo si cambia la persona cambiará el profesional. Además, tomando las palabras del renombrado profesor brasileño, Pablo Freire creen en lo que él postula:

“Enseñar no es transferir el conocimiento, sino crear las posibilidades para su propia producción o construcción”.